martes, 19 de mayo de 2015

Festival RÉPLIkA 2015: ¡Cuestiona, critica, crea y resiste!

Muestra "Arte Urbano y Contra-publicidad, realizada en mayo de 2014. Fuente: Blog del proyecto

El pasado 25 de abril se llevó acabo en la ciudad de Buenos Aires (Argentina) la segunda versión del Festival de Activismo Urbano RÉPLIkA, un espacio de encuentro entre artistas y activistas urbanos y gente del común en torno a un ejercicio de resistencia creativa frente a la publicidad de masas, concebida no sólo como una herramienta de fomento al consumo masivo, sino a la estandarización y homogenización de la sociedad como parte de la construcción de un pensamiento único.

El evento es organizado por el proyecto contra-publicitario Squatters, el cual “nace en el año 2008 como una forma de resistencia cultural frente al incesante acoso y condicionamiento ideológico que ejercen los centros de poder mediante la publicidad y el marketing corporativo.” -comenta Julián, uno de sus Integrantes- “La propuesta del Proyecto Squatters consiste en utilizar la estrategia contra-publicitaria para construir un pensamiento crítico sobre la sociedad de consumo y, particularmente, sobre los efectos sociales y psicológicos del discurso publicitario”.

Festival RÉPLIkA 2015. Fuente: Blog del proyecto
A partir de la intervención gráfica de carteles publicitarios, el festival convoca a artistas y activistas, así como a cualquier persona interesada en conocer y realizar acciones contra-publicitarias; “la propuesta del Festival RÉPLIkA no es sólo mostrar lo que lxs artistas y activistas hacen, sino fundamentalmente DEMOSTRAR que todos podemos utilizar nuestra creatividad y pensamiento crítico para provocar un cambio positivo en la realidad. Por eso, en el festival se presentan materiales y publicidades para que el público también active tu potencial creativo y se anime a transformar los mensajes de los anuncios de acuerdo con sus valores y formas de ver el mundo. Además, el festival cuenta con un cronograma bandas, charlas y talleres para que el público pueda aprender e involucrarse de manera activa con el arte y el activismo urbano.”

Intervención contra-publicitaria festival RÉPLIkA. Fuente: Blog del proyecto
Sumado a la realización del festival, Squatters cuenta con un blog en el cual registran su trabajo y ponen en circulación documentos relacionados con la contra-publicidad, la contra-cultura y el activismo urbano, como aporte para procesos educativos y organizativos que buscan contrarrestar los efectos perversos de la publicidad. “La perspectiva de Proyecto Squatters es continuar difundiendo y diversificando la estrategia contra-publicitaria en nuestro continente para que se construya en la región un movimiento contra-publicitario latino-americano, que se consolide como una forma de resistencia cultural frente al discurso del marketing corporativo.”



Proyecto Squatters
Página Web: http://proyectosquatters.blogspot.com.ar
Facebook: Proyecto Squatters
Youtube: El Squatt

elterezeta@gmail.com

jueves, 30 de abril de 2015

Ficciorama Fanzine

Portada50
Portada Edición No. 50. Fuente: Flickr
Ficciorama se ha constituido como uno de los referentes obligados de la práctica del Fanzine en Colombia. A propósito de su edición No. 50, su creador nos cuenta un poco sobre su historia y la actualidad de esta práctica editorial independiente.

TereZeta (Tere): ¿Qué es Ficciorama? ¿Cómo nace este proyecto?

Ficciorama (Ficci): Ficciorama es un laboratorio gráfico en el que he podido combinar elementos periodísticos, elementos narrativos y sobre todo elementos de carácter ilustrativo donde yo puedo experimentar por mi cuenta, nadie me está diciendo nada, entonces eso es lo que me fascina, me atrapa de Ficciorama. Igual, es un Fanzine, y como Fanzine es una publicación de aficionado, yo soy aficionado a la ciencia ficción. El nombre Ficciorama significa “una mirada amplia a la ficción”, y de ahí se desprenden los contenidos, relacionados con autores de ciencia ficción, comics que se relacionen con ciencia ficción y películas.

El proyecto nace de una iniciativa de carácter artístico emprendida por un grupo de amigos la cual comienza con la publicación de un Fanzine llamado Inko, el cual se distribuyó gratuitamente durante la feria del Libro de Bogotá en el año 2009, pero éste no tuvo continuidad debido a diferencias en el equipo de trabajo. En enero de 2010, decidí tomar el nombre de Ficciorama y en marzo del mismo año se lanzó una primera edición tamaño ½ carta que se distribuyó en algunas universidades. La idea fue realizar un modelo sostenible que fuera fácil de hacer y de financiar, un modelo que no fuese complicado y que hasta el momento ha funcionado.

Imprimir
Ilustración para el SOFA 2013. Fuente: Flickr
Tere: ¿Cuáles han sido los mayores aprendizajes durante estos años de trabajo?

Ficci: Por una parte, la consecución de las ideas, la composición y la creación de imágenes más trucadas que generen efectos en las y los lectores, cosas que no me atrevía a hacer en un principio. En cuanto al contenido, el hecho de profundizar el conocimiento sobre autores de Ciencia Ficción, así como el abordaje de temas desconocidos para la gente. También se cuenta con un equipo de personas que colaboran permanentemente y un proyecto sostenible para no reventarse en costos, yo pienso más en invertir poco y ganar mucho, y ante todo, ganar más adeptos para esta causa.

Ficciorama n 24
Ficciorama No. 24. Fuente: Flickr
Tere: Existe un auge del Fanzine por parte de personas y colectivos motivados, entre otras cosas, por las oportunidades que ofrecen los avances tecnológicos. ¿En qué medida afecta esto en la calidad del Fanzine?

Ficci: En cierta medida incide en la calidad del fanzine, sobre todo porque hay algunas propuestas que conservan el espíritu contestatario y divulgativo, pero hay algunas que son más banales, superficiales, que sólo son para mostrar dibujos sin sentido, cosas como por ponerlas. El hecho que hayan más colectivos yo lo veo como una moda, como ¡ay mira, es que está de moda hacer fanzine!, y eso es como medio irreverente, es como ser hipster, más o menos, entonces me parece que eso puede ser un riesgo. Obviamente la tecnología ha producido fanzines muy bien hechos, entonces la gente desconfía de éstos porque dice ¡eso no es fanzine!, entonces es cuando yo digo: mire, para que usted sienta que es un fanzine, mire el contenido, si el contenido es contestatario, si el contenido es crítico, si lanza una mirada crítica sobre algo de la sociedad, entonces uno dice ahí tenemos fanzine, de lo contrario tenemos es una colección de cosas sin sentido o simplemente lo que ya está dicho en Internet.

Y para finalizar, algunas recomendaciones a la hora de emprender un proyecto editorial.

¡Buen provecho!



elterezeta@gmail.com

martes, 24 de marzo de 2015

domingo, 1 de marzo de 2015

II Festival "Resistencia Rock 2014"


Registro del II Festival Cultural "Resistencia Rock", organizado por la Red de Festivales Resistencia en el municipio de Líbano (Tolima) el 27 de Diciembre de 2014.

elterezeta@gmail.com

jueves, 8 de enero de 2015

Charlie Hebdo: Libertad de Expresión y Violencia Simbólica


Izquierda Arriba: Imagen publicada por Nicolette van Dam. Izquierda Abajo: Tweet del Senador Colombiano Álvaro Uribe. Derecha: Publicación de Charlie Hebdo. Fuente: Google

El “mundo libre” se conmueve ante el asesinato de 10 integrantes del semanario francés Charlie Hebdo y 2 policías por parte de un grupo no identificado que –según versiones- reivindicaba el respeto a Mahoma y el Islam.

Aunque es condenable e injustificable el asesinato del equipo de colaboradores del semanario, internacionalmente se ha impulsado un discurso tendiente a exaltar los valores capitalistas occidentales y de calificar a quienes no los comparten como “bárbaros”, “salvajes” y “terroristas”, desconociendo –consiente e inconscientemente- la diversidad étnica y cultural existente en el mundo y la compleja situación política y social por la que atraviesan las naciones y los pueblos musulmanes.

El chiste y la rabia inconsciente

El psicoanálisis plantea que el chiste es una forma inconsciente de expresar sentimientos -de amor o rabia- que se encuentran reprimidos por el ser humano, los cuales implicarían un riesgo al ser expresados de forma directa[1], formas sutiles que se utilizan para expresar sentimientos que no son bien vistos socialmente. Cabe aclarar que el chiste cumple también con una función terapéutica de liberarse de sentimientos hostiles sin llegar a la agresión física del otro, pero también existen casos en los cuales el sentimiento agresivo desplaza al sentido cómico.

Violencia Simbólica

Todo proceso de dominación y colonialismo se sustenta en el uso de la violencia física y la violencia simbólica, entendida esta última como un tipo de violencia indirecta ejercida sobre los sujetos, tendiente a habituar, naturalizar y reproducir valores y prácticas dominantes, estableciéndolas como visión de mundo[2], para lo cual elementos como la educación, la publicidad, las artes, el periodismo y el humor juegan un papel importante. La violencia ejercida en el plano cultural apunta al desconocimiento y al desprecio de todo lo que sea diferente al pensamiento dominante, considerándolo como “inferior”, “subdesarrollado”, “dictatorial” y sobre todo, una amenaza para la existencia de la “libertad de expresión” y la “democracia”.

Occidente y la “amenaza” del Mundo Islámico

Desde la década del 90 el Mundo Islámico, y en particular la región conocida como Oriente Medio y el Norte de África, ha sido blanco de numerosas agresiones por parte de países occidentales, alentados por la desaparición de la Rusia Soviética y la apertura hacia nuevos mercados y fuentes de recursos naturales. Guerras como la del Golfo Pérsico en 1990, la Guerra de Afganistán en 2001 (apoyada por Francia) y la mundialmente repudiada Guerra de Irak en 2003, la cual se justificó en una “pequeña broma” de George W. Bush sobre la existencia de armas de destrucción masiva en manos de Sadam Hussein[3], sumado esto a los bombardeos efectuados por Estados Unidos en Siria, Pakistán, Yeman, Somalia, Libia, Irak y Afganistan justificados en la guerra contra el grupo terrorista Estado Islámico y reductos de Al Qaeda[4]. Occidente dice combatir el “fundamentalismo”, la “tiranía” y la “opresión” en Medio Oriente, tan sólo para aplicar su “fundamentalismo capitalista”, el de la libertad y la democracia sólo para quien pueda pagarlas.

La discriminación no es un chiste

Francia es uno de los países de Europa que concentra la mayor cantidad de población musulmana emigrante, la cual asciende a 5 millones de habitantes[5], quienes no sólo enfrentan problemas como el creciente desempleo juvenil que perjudica al 18% de la población joven extranjera[6]. Desde mediados de la década del 2000 inician protestas de jóvenes musulmanes que denuncian discriminación laboral por parte de las empresas y empleadores, violaciones a su libertad de expresión a partir de la aplicación de la “Ley Francesa de Laicidad” que les prohíbe el uso del velo Islámico en las Escuelas Públicas y constantes ataques que sufren por parte de grupos fascistas. La situación se agrava en el año 2005 con el asesinato por parte de la Policía de dos jóvenes musulmanes, lo que produjo un levantamiento juvenil[7] conocido como la “intifada de París”.

El particular humor de Charlie Hedbo

Ante todo, Charlie Hebdo es una publicación de humor político, eso no hay que negarlo, sin embargo, al realizar una revisión del material gráfico que contiene la publicación (aunque la página oficial se encuentra cerrada –no sé si en símbolo de protesta o para evitar ataques electrónicos-) se evidencia una tendencia editorial hacia la crítica del Islam más allá de sus mitos fundacionales, sus líderes espirituales o el integrismo islámico –la corriente del Islam detrás de las amenazas-, sino que ridiculizaba a las víctimas de los conflictos en Medio Oriente y quienes se rigen por la Sharia (Ley Islámica), desconociendo que esta cuenta con diversas interpretaciones. Ejemplos de esta línea editorial se pueden ver en las caricaturas sobre las mujeres víctimas de esclavitud sexual por parte del grupo terrorista “Boko Haram” en Nigeria y sobre los levantamientos populares en Egipto en 2011. El carácter fuertemente ofensivo de las caricaturas frente al pueblo musulmán fue repetidamente rechazado por inmigrantes en toda Europa y varias partes del mundo que rechazaban que no se diferenciara entre el integrismo islámico y el resto de la comunidad islámica global. Actualmente, caricaturistas semanario colaboraron con una caricatura para el libro “Sumisión”, el cual relata una historia ficticia sobre la elección de un presidente Musulmán en Francia en 2022, el cual ha sido criticado por el periódico Liberación de Francia por  hacer apología a las ideas de extrema derecha, de cara a las elecciones de 2017[8].

A manera de “conclusión”

La libertad de expresión y la sátira política son ideas superficialmente comprendidas e interpretadas de acuerdo a conveniencias políticas y económicas, en el caso de Charlie Hebdo se observa que el humor es reiteradamente desplazado por la agresión hacia el Islam entendido como una cultura, aunque sus editores afirmaran que sólo se trataba de críticas hacia la religión, lo cual resulta una conducta de tipo racista que ha contribuido y seguirá contribuyendo a la discriminación de migrantes musulmanes en Francia y Europa. Aclaro que con este planteamiento no estoy justificando el asesinato de los integrantes de la masacre.

La alta migración de musulmanes hacia Europa sólo es consecuencia de las políticas de guerra y saqueo económico que las potencias occidentales han implantado en las naciones de Oriente Medio y de África, las cuales se justifican en el apoyo a la “democracia” y el “desarrollo” en los países “atrasados”, promesas que poco o nunca se cumplen.

Si bien la cultura islámica se basa en tradiciones y prácticas que son consideradas por gran parte del mundo como infractoras a los derechos humanos, y el integrismo islámico sea un problema de seguridad en los países musulmanes, incluso internacionalmente, la identificación y resolución de esos problemas concierne únicamente a estos pueblos, son sus problemas internos y de esa manera deben resolverlos.

Muchas veces nos hemos sentido agredidos por comentarios y publicaciones “humorísticas” que nos discriminan y estigmatizan por cuenta de nuestra nacionalidad, grupo étnico, género o clase social, lo cual nos ha llevado a cuestionar los límites entre la libertad de expresión y la violencia simbólica, de la cual no sólo se alimenta el humor, también la política, la economía y la cultura en general. Lamento la respuesta violenta de los extremistas islámicos, así como de los manifestantes que en la noche de hoy agredieron a un joven marroquí en Paris o los ataques que han sufrido las mezquitas en Francia a lo largo del día. Algo que también lamento es el oportunismo de los grandes medios de comunicación de todo el mundo, que con gran descaro se solidarizan con la “libertad de expresión”, cuando en sus propios países son quienes amasan grandes fortunas a partir de la desinformación, el miedo y el odio a todo lo diferente al pensamiento dominante.


REFERENCIAS

[1] Ver: “Análisis del Bromear: A cien años de El chiste y su relación con el inconsciente de Sigmund Freud” de M.E. Orellana Benado
[2] Ver: “Fundamentos de una teoría de la violencia simbólica” de Pierre Bordieu y Jean-Claude Passeron.
elterezeta@gmail.com